PHOTOSHOP Y CAMERA RAW, INICIACIÓN.

cusos-fotografia

Lunes Del 04/02/2019 – 27/05/2019. De 10:15h a 12:15h o de 19:00h a 21:00h.    145€

La era digital nos proporciona un sinfín de posibilidades en nuestros revelados fotográficos. Los encargados de facilitarnos ese trabajo son los programas de procesado de imagen. La forma más rápida y sencilla de trabajar es la combinación de  Adobe Camera Raw con Photoshop. En este curso aprenderemos a entender los criterios a aplicar a cada imagen basándonos en las posibilidades de estos programas así como algunas técnicas del retoque fotográfico.

Valoración del curso por parte de los alumnos (107) :  9,32

Curso de Photoshop impartido en el Centro Cultural Ibercaja, C/ Portales 48, Logroño.

TEMARIO:

. Adaptar el centro de trabajo:  El primer paso para trabajar con imágenes digitales es tener en cuenta los ajustes de color así como de resolución de imágenes en los programas que vamos a usar, además, nuestro flujo de trabajo será más fácil  si adaptamos los menús y herramientas a nuestras necesidades.

. Entender y modificar la información del histograma por zonas: El histograma es nuestro mayor aliado a la hora de gestionar una imagen correctamente, en él disponemos de toda la información de luminosidad de nuestra fotografía, es su “ADN”.  Entender y gestionar el histograma correctamente desde que abrimos una imagen en nuestro ordenador hasta que le damos salida es imprescindible.

. Tratamiento del color a través del tono, la saturación y la luminosidad: El color tiene tres componentes básicas, la principal es el tono, según la luminosidad y saturación de dicho tono obtendremos un color u otro. Con estos tres parámetros podemos sintetizar cualquier color de tal forma que su dominio nos permitirá ajustar el color de cada imagen a nuestro gusto.

. Los perfiles de color: El perfil de color es el “idioma” con el que nuestros dispositivos ( cámaras fotográficas, programas de edición, pantallas, impresoras…) leen la imagen. Tener el control de los perfiles de color desde la toma hasta la impresión nos ayudará a no llevarnos sorpresas inesperadas consiguiendo unos resultados óptimos.

. Trabajar con objetos inteligentes: Photoshop nos ofrece la posibilidad de rectificar los parámetros  realizados en los programas de revelado de archivos fotográficos una vez hayamos comenzado con el trabajo de ajuste y retoque. Un avance que nos permite tener prácticamente el control total en todo el proceso.

. Uso de herramientas básicas: Nunca aprovecharemos todas las posibilidades que nos ofrece Photoshop, pero existen unas cuantas herramientas básicas que utilizaremos en la mayoría de nuestras imágenes y que sólo dominaremos con la práctica. Hablamos de las herramientas más populares como las de silueteado, clonación, pincel, goma de borrar, etc…

. Trabajo con capas: El trabajo en Photoshop está basado en el uso de capas superpuestas, la posibilidad  de modificar cada una de ellas en cualquier momento del proceso de ajuste y retoque de nuestras imágenes nos abre todo un abanico de posibilidades que nos llevara a ser tan creativos como queramos.

. Trabajar la imagen por zonas: Una vez hechos los ajustes generales de nuestra imagen podemos trabajar de forma selectiva en aquellas zonas que nos interese modificar. El trabajo por zonas combinado con el trabajo por capas multiplica exponencialmente nuestras posibilidades creativas.

. Combinar varias imágenes: Directamente relacionado con el trabajo por capas, la combinación de varias imágenes nos da la posibilidades de realizar cualquier montaje fotográficos.

. Recorte de imágenes y resolución: Cuando queremos modificar las proporciones de la imagen tenemos que tener en cuenta también su resolución. La resolución de salida de una imagen debe ser diferente según el fin al que vaya ir destinada.

. Blanco y negro: La fotografía se captura en color, su paso a  blanco y negro es una labor basada en la luminosidad de cada uno de los colores que contiene, para trabajar bien el blanco y negro debemos conocer las características de color de nuestra imagen. Son varios los sistemas para realizar esta operación, veremos los más interesantes.

. Extensiones de los archivos de salida:  A la hora de guardar nuestras imágenes tenemos que conocer las extensiones destinadas a este tipo de archivos fotográficos, de esta manera podremos conservarlos a la calidad deseada así como optimizarlas según el fin al que van a ir destinadas.

. Preparar la imagen para la correcta impresión: Seguramente la mayor batalla que se le plantea al fotógrafo es la impresión de la imagen puesto que la pantalla nos ofrece una imagen retroiluminada por su propia luz  y sin embargo la copia en papel tiene su base en tintas, entender esta diferencia nos ayudará a tener resultados óptimos en nuestras copias.